slider-legislacion

En España, los detectives privados son los únicos profesionales legalmente autorizados para realizar investigaciones privadas.

Según la Ley 5/2014 de 4 de abril, de Seguridad Privada, los despachos de detectives podrán prestar, con carácter exclusivo y excluyente, servicios de investigación privada en relación a personas, hechos o delitos sólo perseguibles a instancia de parte. Por lo tanto, son los únicos profesionales que pueden prestar servicios de investigación privada.

El artículo 48.1.a de la Ley de Seguridad Privada establece que los servicios de investigación privada, a cargo de detectives privados, consistirán en la realización de las averiguaciones que resulten necesarias para la obtención y aportación, por cuenta de terceros legitimados, de información y pruebas sobre conductas o hechos privados relacionados con los aspectos relativos al ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y, en general, a la vida personal, familiar o social, exceptuando la que se desarrolle en los domicilios o lugares reservados.

La aceptación del encargo de estos servicios por los despachos de detectives privados requerirá, en todo caso, la acreditación, por el solicitante de los mismos, del interés legítimo alegado, de lo que se dejará constancia en el expediente de contratación e investigación que se abra.

Ello habilita a los detectives privados para investigar hechos y conductas vinculadas con la delincuencia económica tales como alzamientos de bienes, insolvencias punibles, quiebras fraudulentas, responsabilidad de administradores, etc.

La exposición de motivos de la Ley respecto a la actividad de los detectives privados manifiesta que se trata de la forma en la que los agentes privados contribuyen a la minoración de posibles riesgos asociados a la actividad industrial o mercantil, obtienen seguridad adicional más allá de la que provee la seguridad pública o satisfacen sus necesidades de información profesional con la investigación de asuntos de su legítimo interés.

La investigación patrimonial a través de detectives privados es una actividad legal y habitual. El 332.3 del Reglamento Hipotecario menciona a los detectives privados entre los profesionales eximidos de acreditar el interés legítimo de su consulta en el Registro de la Propiedad, dispensándole el mismo trato que a entidades financieras, abogados o procuradores.

La Ley de Enjuiciamiento Civil menciona a los detectives privados  en tres preceptos distintos:

  • El art. 265.1.5º LEC enumera, entre los documentos a acompañar a la demanda o a la contestación, los informes, elaborados por profesionales de la investigación privada, sobre hechos relevantes en que aquéllas apoyen sus pretensiones.
  • El art. 380 LEC regula el interrogatorio acerca de los hechos que consten en informes escrito.
  • Por último, el art. 427.2 LEC dispone la necesidad de que las partes, en la audiencia previa, se pronuncien sobre la autenticidad o veracidad de los hechos narrados en los informes de investigación privada aportados en las actuaciones.
[Total:7    Promedio:4.7/5]